domingo 04 de junio de 2023 - Edición Nº4025

CIENCIA/TECNOLOGÍA | 8 may 2023

TECNOLOGÍA

Inteligencia Artificial: El fantasma de la IA que recorre el mundo

La necesidad de regular desde el Estado los desarrollos de inteligencia artificial (IA), para que contribuyan a mejorar la calidad de vida en lo social y a pensar la reconversión laboral, entre otros temas urgentes. En esta columna, Osvaldo Nemirovsci*, desde hace casi veinte años, viene sosteniendo la necesidad de que los Estados nacionales deben equilibrar su poder con las grandes plataformas digitales/algorítmicas, y ahora nos advierte que la IA generará sus propias colonizaciones sobre los sapiens.


La Plata, 08 May (Por Osvaldo Nemirovsci*/InfoGEI).-O se regula desde los Estados y su inteligencia humana, hoy, o la IA generará sus propias colonizaciones sobre los sapiens. No es ciencia ficción que cada día es más autónoma y auto reproduce conocimiento. O sea, las instituciones de hoy, muchas cargadas de válido desprestigio, llena de incapacidades formales y con miembros de comprobada ineficiencia, deben tomar en sus manos, la legislación, regulación y control YA de la IA.

Pero bueno, es lo que hay y de lo que se trata es que se haga. El mundo analógico, ideologizado mal y cargado de vetustas ideas es quien debe poner en orden las necesidades de las sociedades ante el avance anarquizado y lleno de desorden ético de la IA y sus propagadores comerciales.

Labor complicada pero imprescindible.

El humano analógico, las y los políticos que ocupan espacios de poder, muchos con escasa voluntad ética y más que muchos con poca verificación de sus habilidades intelectuales, son quienes deben dar sistematización y ordenado procesamiento al tema más complejo que desde el universo de lo digital, cuántico, algorítmico, cyberg y algo más, nos llega “redepente”.

Nuestra obligación como seres pensantes (con el cerebro no con algoritmos) es hacer que la IA nos sirva a fines de nobleza moral y desarrollo humano. De respuesta a enfermedades terminales y de mejora de calidades de vida en lo social. Que nos ayude a pensar la reconversión de millones de trabajos y sus ejecutores (los asalariados) para que tengan continuidades laborales con otra formación que también deben garantizar los Estados y sus gobiernos. Tamaña tarea para un mundo que, salvo excepciones, no hace mucho al respecto.

Poco o nada de conocimiento

Y en nuestro país, ni anoticiada está la mayoría de la dirigencia política, cultural y social, sobre esto que se viene. Insisto, no es una película de George Lucas ni libros de Kim Stanley Robinson o Isaac Asimov, que hacen de la ciencia ficción un arte.

La IA, creación humana más real que el Golem, posee con más autoridad, las facultades míticas de aquel coloso bíblico, que desde el barro o la piedra se manifestaba como lo absoluto cuando en verdad era una simulación, un remedo de hombre pero que intentaba encarnar al humano, precisamente por las condiciones que tenemos de seres imperfectos e inacabados.

Dar respuestas a tiempo

La IA, sabe eso. Y avanza. Por legítimas razones tecnológicas. Por necesarios avances de la ciencia. Pero también por intereses comerciales. Por sombrías cuestiones de señorío de países o sectores que dominan mejor y más esa variable tecnológica/digital/científica.

Entonces, nosotros, debemos dejar de creer que los combates más importantes pasan por nimiedades de cortísimo plazo y, aún desde instituciones vilipendiadas por una ciudadanía que no les cree nada, aún con protagonistas que poca idea tienen de lo que hay que hacer, debemos tomar el toro por las astas y legislar, regular y controlar el proceso de crecimiento de la Inteligencia Artificial. Así de simple es. Así de difícil será. (*) Osvaldo Nemirocsi. Diputado Nacional PJ-Rio Negro (MC) y Ex Coordinador General del Consejo de Televisión Digital Terrestre en Argentina. (InfoGEI)Ac

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias