domingo 25 de septiembre de 2022 - Edici√≥n N¬ļ3773

POL√ćTICA | 7 sep 2022

ESCALADA DE ODIO SIN FRENO

¬ŅQui√©n echa le√Īa al fuego?: El caso del Intendente de Chacabuco V√≠ctor Aiola

El atentado contra la vida de Cristina Kirchner conmueve a la sociedad porque muestra sin medias tintas el resultado de aquellos que desde la oposición promueven el odio político alentando a la eliminación del otro. No solo dirigentes nacionales, sino representantes locales de Juntos Por el Cambio alentaron un discurso violento y que plantea la eliminación del adversario. No solo los dirigentes nacionales incentivan el odio. El caso del intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, que hace unos días pidió "el fin del kirchnerismo" y anunció "esta vez a la bomba la tienen en la mano".


La Plata, 7 Sep (Por La Posta-Chacabuco para InfoGEI).-Este no es el primer atentado contra la vicepresidenta. En declaraciones recientes, el gobernador Kicillof recordó el atentado perpetrado a piedrazos contra el despacho en el Senado de la Nación como un antecedente inmediato de lo ocurrido hoy cuando una persona de 35 años disparó a centímetros de la cabeza de la vicepresidenta.

A la construcción mediática de su culpabilidad en la causa que se la investiga y la falta de independencia a la hora de juzgarla del tribunal y los fiscales, se le sumó en las últimas horas diversos representantes políticos de la oposición que agregaron “nafta al fuego”. Esa expresión, sin embargo, fue la que usó el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta para culpar a los militantes que apoyaron a Cristina de la represión del día sábado.

En 2020 ya Cristina Fernández había recibido amenazas de muerte, una de ellas proveniente del comunicador conocido como El Presto.

Dirigentes nacionales y dirigentes locales

Las palabras que mejor expresan la violencia son las del diputado nacional, y exminstro de Fernando de la Rúa, Ricardo López Murphy, representante de Juntos Por el Cambio, que dijo “Son ellos o nosotros“. No hay dudas que esa expresión alienta la eliminación o desaparición del otro como condición para la existencia del nosotros. Es decir, la única forma para que el “nosotros” siga existiendo es que el “ellos” desaparezca. Esa operatoria lógica puede remontarse en varios episodios de la historia, principalmente el nazismo. Ahora López Murphy se solidarizó con CFK.

No hay dudas que Patricia Bullrich, presidenta del PRO, es una de las personas que desde Juntos Por el Cambio fomenta el odio como en estas declaraciones radiales de hace algunos días. Donde dijo “Que el kirchnerismo sepa que con nosotros no se jode“. La entrevistaba otro experto en el odio, el periodista Eduardo Feinmann.

El caso del Intendente de Chacabuco

Pero expresiones como éstas existen en todos los niveles y no es cierto que hayan provenido solamente de los identificados con el sector del PRO de Juntos Por el Cambio. Un caso reciente y cercano es el del intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, quien anunció “el fin del kirchnerismo” en una entrevista que brindó a un medio local. En esa entrevista, además de invertir la carga de la prueba y opinar que Cristina y los ciudadanos deben demostrar su inocencia (cuando lo que se debe demostrar por principio constitucional es la culpabilidad), Aiola agregó otras palabras de violencia sobre el peronismo, opinando que “de tan buenos que son y por querer tanto a los pobres, los multiplican día a día“. En su seguidilla de palabras poco felices dijo “esta vez a la bomba la tienen en las manos“.

Como título y remate de la nota dio las estrepitosas declaraciones: “no solo nos encontramos frente al fin del kirchnerismo sino también del fin del populismo en la Argentina“. Esto le valió la crítica de la dirigente peronista chacabuquense Julieta Garello que repudió esos dichos.

Luego del atentado

Hace unos momentos, Bullrich se expresó luego de los hechos. Lejos del repudio que Larreta y Macri hicieron del grave episodio, tensó más la cuerda ideológica: “El presidente está jugando con fuego: en vez de investigar seriamente un hecho de gravedad, acusa a la oposición y a la prensa, y decreta un feriado para movilizar militantes. Convierte un acto de violencia individual en una jugada política. Lamentable.”

Otra sembradora de odio, la diputada santafesina Amalia Granata puso en duda el atentado diciendo que se trató de una “pantomima”. Ya anunciaron desde la propia cámara que compone que impulsarán un proceso con el fin de removerla por incentivar a la violencia. (InfoGEI)Jd

OPIN√Ā, DEJ√Ā TU COMENTARIO:
M√°s Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias