viernes 19 de agosto de 2022 - Edición Nº3736

REGIONALES | 4 oct 2021

CONQUISTA PERSONAL

Deportista no vidente de Escobar subió al cerro más alto del territorio bonaerense

Seis meses de entrenamiento le bastaron al ex futbolista para prepararse y encarar una actividad de montaña junto al equipo “X más inclusión en el deporte”. La experiencia tenía como propósito concientizar sobre la importancia de una mayor inclusión de las personas con discapacidad en los diferentes deportes y visualizar las barreras que aún existen para la plena inclusión.


La Plata, 04 Oct (Por InfoGEI).- Demostrando que no hay barreras a la hora de concretar sueños y propósitos, el deportista escobarense no vidente Gustavo Maidana concretó el ascenso al cerro Tres Picos, en Sierra de la Ventana, a 1.239 metros sobre el nivel del mar -el punto más alto de la provincia de Buenos Aires-.

Seis meses de entrenamiento le bastaron al ex futbolista para prepararse y encarar una actividad de montaña junto al equipo “X más inclusión en el deporte”, la colaboración de la Subsecretaría de Deportes de Escobar y los profesores del grupo Trekking y Aventura Escobar.

La experiencia tenía como propósito concientizar sobre la importancia de una mayor inclusión de las personas con discapacidad en los diferentes deportes, visualizar las barreras que aún existen para la plena inclusión y poner la bandera de “X más inclusión en el deporte” en el pico más alto de Buenos Aires.

“La experiencia fue excelente, más difícil de lo que imaginaba”, contó al portal local EldiadeEscobar, el futbolista campeón del mundo en 2006 con Los Murciélagos. “Es duro, son muchos kilómetros para caminar en pendiente, con rocas grandes. El desafío estaba y había que cumplirlo. Le pusimos garra, mucho esfuerzo y la sensación de hacerlo es muy linda. Disfruté del aire, el viento, los olores del lugar”.

 “Llegamos a la cumbre y logramos el sueño que teníamos. Lo que más me quedó grabado fue que al estar llegando era una parte muy rocosa, había que trepar bastante”, describió.

“Hay que ir seguro y despacio. Estábamos a mucha altura, pero todo el equipo fue muy responsable, me ayudaron mucho. Ellos me hicieron ver todo el paisaje y me prestaron la luz de sus ojos, que yo no tengo. Fue lindo, porque sentí esa sensación de bajar con viento”, narró Maidana. (InfoGEI) Mg

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias