jueves 26 de noviembre de 2020 - Edición Nº3105

REGIONALES | 22 nov 2020

TRIBUNALES DE TANDIL

Joven madre reclama a la Justicia que le restituya la tenencia de su hijo

Florencia Constantino es una madre tandilense que se encuentra acampando desde hace algunos días en la vereda de los Tribunales de Tandil, reclamando a la Cámara de Apelaciones local que le restituya la tenencia del hijo a su familia, que ya fue otorgado en guarda provisoria a un matrimonio al que podrían darle la adopción en poco tiempo.


La Plata, 22 Nov (InfoGEI).- Florencia Constantino, la joven tandilense que acampa frente al edificio de Tribunales de la ciudad de Tandil, reclamando a la Cámara de Apelaciones que le restituya a su familia la tenencia del hijo de cuatro años, en diálogo con el programa "Tiempo de Radio" que se emite por AM 1320 Radio Azul, y que reprodujo diario Tiempo, dio detalles de la situación que está atravesando.

"En mi pasado, en la adolescencia, tuve problemas de consumo de drogas. Hasta el año y medio estuve bien con mi hijo y no hubo ningún problema con el Servicio Zonal, ni denuncia, ni nada", comenzó diciendo la joven tandilense durante la charla radial con la emisión que es producción de este matutino.

Luego la mujer que reclama la tenencia del pequeño que en diciembre cumplirá 4 años comentó que cuando su hijo tenía 18 meses "tuve un problema de violencia de parte del padre y decidí irme a Saladillo para vivir tranquila, lejos de las cosas que estaba pasando. Allí estuve dos semanas aproximadamente y me llamaron de Servicio Zonal de Tandil para decirme que me presente con mi hijo porque había una denuncia".

Comienzo del calvario

En su entrevista radial, Florencia relató el verdadero calvario que transita desde entonces:  "me presenté y me dijeron que había una denuncia en la que se decía que yo estaba drogada en mi casa y a mi hijo lo había dejado a dos cuadras, en Tandil. Logré comprobar que eso no podía ser verdad porque yo estaba en Saladillo con mi hijo. De todas formas me dijeron que igual ellos tenían que comprobar si yo estaba consumiendo o no".

Fue por eso que, según señaló la joven, "se presentó mi hermana para que mi hijo se quede con ella en Barker y no se lo lleven al hogar como pretendían. Ahí le dieron la guardia provisoria a ella por un mes".

Pasado ese tiempo "me llamaron y me dijeron que habían visto mis informes del CPA y que estaban muy bien; y que habían percibido mi cambio y mi esfuerzo, pero necesitaban que mi hijo esté en Tandil porque yo viajaba todos los días y no estaba estable con ningún trabajo".

"Les pregunté si se podían presentar mi hermana o mi mamá que son de Tandil y me dijeron que no, que mi hijo tenía que ingresar al Hogar Fantasía de Colores", continuó diciendo Constantino, para inmediatamente agregar que "mi hijo ingresó al hogar y yo estuve dos años viéndolo. Incluso me lo podía llevar a mi casa. De lo único que me tenía que encargar era de llevarlo a la guardería -lo cual lo había pedido yo porque estaba trabajando- y los martes y jueves llevarlo al hogar para que tenga visitas con el padre".

Todo bien, pero…

"Un día me mudé de barrio – continuó Constantino-, y (como) la guardería me quedaba muy lejos, me acerqué al Servicio Zonal y les comenté que estaba complicada para llevarlo y les solicité si me podían tramitar una tarjeta con la que pudiese viajar gratis en el colectivo. Me respondieron que no me haga problemas, que no era obligatorio y que si yo seguía yendo al CPA y llevando a mi hijo los martes y jueves al hogar para que lo viera el padre, no habría inconvenientes. Me dijeron que ellos se iban a encargar de hacerme un pase de guardería. Pero al mes -más o menos- me llamaron de nuevo del Servicio Zonal para avisarme que mi hijo ingresaba otra vez al hogar porque yo no lo llevé a la guardería lo cual era una obligación. Eso está todo anotado en el libro de actas del hogar, las cosas que se charlaban, todo está ahí, pero ahora no me lo quieren dar. Estoy viendo con mi abogada para ver si lo podemos sacar", explicó la mujer.

De esta manera, "mi hijo regresó al hogar y mi hermana se presentó para para hacerse cargo de él, para que le den la tenencia. Siguió todos los pasos correspondientes para eso: se hicieron audiencias, le realizaron el ambiental (incluso le pidieron que se cambie de casa, razón por la cual consiguió otra con una pieza para mi hijo) y le hicieron el psicológico. Todo dio bien. Además, los informes de mi psicóloga son también muy buenos. Nunca corté el tratamiento y lo seguimos haciendo por video-llamada".

La cuarentena y después

En otro tramo de la entrevista radial, Constantino hizo alusión a que "en marzo me dijeron que no podía ver a mi hijo por la cuarentena, que lo único que podía hacer era llamarlo por teléfono. Lo llamé hasta el 28 de abril, cuando me dijeron que ya no podía tener ningún contacto con él, ni llamarlo ni nada".

En la misma línea, la joven tandilense refirió que "ahí fue que mi hermana apeló y se hizo otra audiencia, otro psicológico y otro ambiental de parte de la Cámara de Azul. Todo eso salió muy bien, pero sin embargo el 9 de julio nos enteramos por mi abogado que mi hijo está con otra familia, la cual lo quiere adoptar. A mí me dicen que por el momento no me puedo hacer cargo, hasta que no me den el alta del CPA, pero mi hermana se viene presentando desde el año pasado. No es que mi hijo está solo; es un familiar directo el que está pidiendo la tenencia".

"Todos los informes y cada cosa que hizo mi hermana está en Tribunales, pero hace seis días más o menos nos enteramos que está todo encaminado para que lo tenga la familia que lo quiere adoptar; qué los contactos y la vinculación con ellos es favorable", y añadió, "también el papá está apoyando el pedido para que lo tenga mi hermana".

Derechos del niño

Sobre el final de la charla Constantino hizo hincapié en que "el niño tiene derecho a estar con su familia y es por eso que me pregunto por qué -hasta que yo terminé el tratamiento- no hacen una vinculación con mi hermana. Eso es lo que estoy reclamando en Tribunales, porque le cambian el nombre, le cambian el apellido y después no lo ves más. Mi hijo no necesita otra familia porque tiene la suya, que lo ama mucho y jamás lo abandonó. También el papá está apoyando el pedido para que lo tenga mi hermana".

Por último la mujer subrayó: "Me pidieron que me quede tranquila en mi casa pero yo no puedo hacerlo, por eso me vine a acampar a Tribunales. Cuando me dijeron que la vinculación de mi hijo era favorable con quienes lo quieren adoptar me di cuenta que no nos están tomando en serio a mi familia y a mí. Por eso decidí instalarme acá y reclamar por mi hijo -que no se puede defender-, por mi familia -que está pidiendo la tenencia -y por mí, como mamá". (InfoGEI)Jd

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias