miércoles 25 de noviembre de 2020 - Edición Nº3104

POLÍTICA | 18 nov 2020

ALCANZA A CASI 10 MIL MULTIMILLONARIOS

Diputados dio media sanción al proyecto de aporte solidario a la riqueza

La Cámara de Diputados aprobó por 133 votos contra 115 el proyecto de Ley que establece la creación de un Aporte Solidario y Extraordinario para los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos, con el fin de recaudar $300 mil millones para volcar a planes productivos y sanitarios. Ahora deberá tratarlo el Senado donde se descuenta su aprobación.


TAGS: SOLIDARIO, APORTE

La Plata, 18 Nov (InfoGEI).- Luego de trece horas de debate, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de Ley que establece la creación de un Aporte Solidario y Extraordinario, que de aprobarse en el Senado, alcanzará a casi diez mil personas con un patrimonio mayor a los 200 millones.

En la votación, el oficialismo sumó 133 votos con el apoyo de representantes de bloques provinciales, en tanto que Juntos por el Cambio consiguió 115 votos para el rechazo del proyecto, entre ellos las diputadas, Alma Liliana Sapag, del Movimiento Popular Neuquino y Graciela Camaño, esposa de Luis Barrionuevo. La izquierda, coherente con su historia, si bien no votó en contra, con sus dos abstenciones, fue funcional a Juntos por el Cambio achicando la diferencia.

El proyecto

El proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario, del que InfoGEI diera cuenta este lunes, de aprobarse en el Senado, alcanzaría a casi 10 mil personas físicas, es decir menos del 1% del total de los contribuyentes que presentaron declaración jurada de bienes personales, que aportarían en total unos 300 mil millones de pesos, con destino específico para la comprar equipamiento de salud para atender la pandemia; subsidios y créditos a las PyMEs; urbanización de barrios populares con obras que empleen a lxs propios vecinxs; para obras y equipamiento de YPF para producir y envasar gas natural, y financiamiento del nuevo Plan Progresar para que lxs jóvenes puedan seguir estudiando.

El debate

Durante el debate los diputados que defendieron el proyecto argumentaron la necesidad de financiar la salida de la pandemia, con la asistencia al sistema sanitario y productivo, mientras desde la oposición, sin argumentos, recurrieron a la muletilla que intentaron instalar los medios opositores al gobierno, es decir, que el proyecto del oficialismo no es un aporte solidario sino un "impuesto confiscatorio".

Al abrir el debate, el presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller (FdT), dijo que "no somos hinchas del déficit sino que somos enemigos del ajuste", a partir de lo cual fundamentó el carácter "solidario y extraordinario de la iniciativa", poniendo de relieve la situación de “emergencia" del país y que el aporte solo "alcanzará a aquellas personas que son titulares de grandes fortunas", que se aplicará  para "morigerar los efectos de la pandemia"" en los sectores más vulnerables de la sociedad.

A su turno, la diputada Blanca Osuna, expresó que con esta decisión el Parlamento hizo su trabajo "en favor de legislar por la justicia, abriendo la puerta de la solidaridad, en pos de que se constituya un fondo para que se pueda aplicar al fomento y rescate de las pymes, al desarrollo digno de barrios populares, a la recuperación y ampliación del Programa Progresar, a la consolidación de la infraestructura sanitaria y a programas de exploración de gas natural".

Paliativo

Por su parte, la diputada Fernanda Vallejos, titular de la Comisión de Finanzas,  aseguró que el proyecto representa "un intento de paliar en algo los vergonzantes niveles de injusticia que lastiman a nuestra sociedad".

Por el lado del bloque lavagnista de Consenso Federal, su titular, Alejandro 'Topo' Rodríguez, adelantó el voto favorable de la mayoría de su bancada pero dijo que "no sería completo si a la par no discutiésemos de inmediato, antes de fin de año, un impulso para los verdaderos generadores de empleo que son las pymes".

Desde la oposición, el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (PRO), en su discurso adelantó el rechazo de Juntos por el Cambio, e insistió con que se trata de “un impuesto a la inversión en la Argentina". En igual sentido, el radical Luis Pastori, calificó el proyecto como “antiempresa y antiinversiones", justamente lo que alianza UCR-PRO hizo en los cuatro años que gobernaron con el cierre de miles de empresas Pymes y el saqueo de divisas mediante la especulación financiera.

Cierre del debate

El presidente del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, insistió con el relato de que el Aporte Solidario y Extraordinario no es tal sino un impuesto, al tiempo que durante la mayor parte de su exposición intentó argumentar que afectará a los productores agropecuarios ya que una cosechadora cuesta unos 600 mil pesos, algo que no está en ningún artículo del proyecto.

Por último, el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, sin hacer demasiado hincapié en el proyecto, basó su exposición en que "los argentinos y argentinas necesitamos encontrar un punto de equilibrio y acuerdo. Necesitamos del sector privado y del sector público invirtiendo juntos. Se trata de encontrar entre todos y todas una salida en común". (InfoGEI)Jd

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias