miércoles 25 de noviembre de 2020 - Edición Nº3104

ECONOMÍA | 25 oct 2020

MERCADO DE TRABAJO

Dos años de recesión económica y después Covid-19: sobre llovido, mojado

Un estudio del Instituto de Trabajo y Economía (ITE), de la Fundación Germán Abdala, señala que la pandemia alcanzó a la economía argentina en un contexto de deterioro del mercado de trabajo, tras años de estancamiento y los dos últimos años de recesión económica consecutivos.


La Plata, 25 Oct (InfoGEI).- A pesar de las medidas gubernamentales, el impacto de la pandemia sobre el mercado de trabajo en la primera mitad del año fue considerable, debido a la extraordinaria magnitud de la caída en la actividad económica. De acuerdo al INDEC, en el segundo trimestre de 2020 las tasas de actividad y empleo se ubicaron tan sólo en 38,4% y 33,4% respectivamente. 

La pandemia y las restricciones a la movilidad impidieron que el empleo informal jugara el rol de amortiguador que suele cumplir en épocas de crisis “normales”, cuando actúa de forma contracíclica y hace de “refugio” para quienes pierden un empleo formal. Esto convierte a la presente en una crisis sumamente atípica, excepcional, como las condiciones que la generaron.

Las perspectivas de cara al resto del 2020 y al año que viene no son claras. Un escenario posible es que el mercado laboral tenga un crecimiento moderado, que difícilmente permita una rápida recuperación que alcance los niveles previos a la pandemia. Es probable que este crecimiento, de darse, tenga su basamento en un aumento de la precariedad laboral, al menos en el corto plazo.

En perspectiva

Durante la última década el mercado de trabajo argentino venía mostrando crecientes dificultades. Luego de que el desempleo alcanzara un valor record de 21,5% a comienzos de siglo, durante la primera década de los 2000 se había experimentado una marcada recuperación, de la mano del crecimiento de la actividad económica. Sin embargo, a partir del 2012, el proceso de generación de empleo se desaceleró y, en los últimos dos años de la gestión macrista, en el marco de la crisis económica, en algunas categorías ocupacionales directamente hubo destrucción neta de puestos de trabajo. Esto se expresa de manera más elocuente al observar la evolución de los puestos de trabajo asalariado privado registrado.

Crecimiento del empleo

Entre mayo de 2003 y diciembre de 2011 hubo un crecimiento pronunciado de los puestos registrados en el sector privado, sólo interrumpido por la crisis internacional de 2008-2009. Fueron creados casi +2,9 millones de empleos, lo que representa un aumento del 81,7%.

En el último gobierno de la etapa kirchnerista persistió la creación de empleo asalariado registrado privado. Sin embargo, se observó una franca desaceleración en el ritmo de crecimiento de la cantidad de puestos de trabajo, coincidente con una etapa de menor dinamismo en la actividad económica. Fueron creados +244 mil empleos, lo que representa un aumento del 3,9%. Con el cambio de gobierno en diciembre de 2015, sobrevino un cambio drástico en el esquema macro y en el patrón de crecimiento. Así la desaceleración en el crecimiento del empleo se convirtió primero en estancamiento y luego en caída.

La era macrista

Tras un comportamiento oscilante en los primeros dos años, en abril 2018 la cantidad de puestos de trabajo registrados privados era prácticamente igual a la de diciembre de 2015. Se generaron apenas +50 mil empleos, lo que representa un aumento del 0,8%.

A partir de ese momento, la ruptura del frágil equilibrio externo de la economía generó una crisis con un impacto profundo en el mercado de trabajo: entre abril de 2018 y diciembre de 2019 se destruyeron -263 mil empleos, lo que representa una caída del -4%. Así, al final de la gestión de Cambiemos la cantidad de personas asalariadas registradas en el sector privado era similar a la de octubre de 2014.

En perspectiva, en el primer gobierno kirchnerista se crearon, en promedio, 451 mil puestos de trabajo por año y dicha cifra se redujo a 197 mil en el segundo mandato. Durante la gestión macrista, en cambio, se destruyeron -210 mil empleos, a razón de 52 mil por año. (InfoGEI)Jd

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias