domingo 25 de octubre de 2020 - Edición Nº3073

REGIONALES | 12 oct 2020

CONFORMAN UNA POBLACIÓN SILVESTRE

Preocupación en el partido de Escobar por la proliferación de ardillas

Su aumento desmedido está generando serios inconvenientes. Además de lastimar árboles y alterar la biodiversidad, rompen cables del tendido eléctrico y de fibra óptica. Es un problema en once municipios de tres provincias. En Buenos Aires, afecta a Escobar, San Miguel, 25 de Mayo, Capitán Sarmiento, Salto, Arrecifes y Daireaux.


La Plata, 12 Oct (InfoGEI).- La proliferación de ardillas en el partido de Escobar se encuentra en un momento preocupante. La ardilla de vientre rojo fue introducida en Argentina en 1970. Inicialmente fueron 10 ejemplares mantenidos en cautiverio en una estancia de Flandria. Pero algunas escaparon o fueron liberadas, dando origen a una población silvestre.

Traídas de Bélgica y originarias del sudeste asiático, se reprodujeron rápidamente y conformaron una población de 100.000 ejemplares. Aunque el foco principal está en Luján, es un problema en once municipios de tres provincias. En Buenos Aires, afecta a Escobar, San Miguel, 25 de Mayo, Capitán Sarmiento, Salto, Arrecifes y Daireaux.

A raíz de su propagación, según datos publicados por el Ministerio de Medio Ambiente, se han denunciado daños de variada severidad: descortazamiento de árboles en plantaciones forestales, frutales y ornamentales; consumo de flores, frutos y semillas  (pérdida de cosecha, alteración de reproducción); rotura de plástico de sistemas de riego y de cableado (luz, teléfono, TV, vehículos, bombas de riego), rotura de techos en edificios y otros bienes materiales.

Además, son portadoras de la bacteria que causa la leptospirosis, una enfermedad infecciosa que puede causar daños en el riñón y el hígado, o incluso la muerte, de no recibir un tratamiento adecuado.

Según publicó el portal de noticias El Día de Escobar, en la localidad de Loma Verde, la presencia cada vez más numerosa de ardillas ha generado decenas de roturas en el cableado aéreo, afectando principalmente al servicio de Internet, que es brindado por la Cooperativa Escobar Norte, al igual que la electricidad.

 “Roen todo lo que pueden. Hay casos de vecinos a los que le comieron hasta los caños del agua. A la red eléctrica la vienen dañando hace un año; y con la red de fibra el problema es mucho peor… porque con un solo pelo de la fibra dañado ya se corta la conectividad”, explicó el presidente de la Cooperativa, Raúl Lo Nigro.

“En el caso de la electricidad, nos han hecho saltar más de una vez los fusibles de los transformadores, porque se electrocutan y causan estos problemas. Incluso han llegado a hacer agujeros y meterse en tanques de agua, donde mueren ahogadas”, agrega.

La principal vía de expansión de estas ardillas es el hombre, ya que son trasladadas a otros sitios por personas que las consideran vistosas, creando nuevos focos de invasión y acelerando su reproducción. El traslado y la liberación de esta especie es ilegal y, por lo tanto, se los considera delito.

A pesar de la preocupación de toda la comunidad por el momento no hay medidas a la vista para solucionar esta problemática que se encuentra fuera de control. (InfoGEI) Mg

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias