miércoles 21 de octubre de 2020 - Edición Nº3069

ECONOMÍA | 21 sep 2020

PRESUPUESTO 2021

Destinan más recursos para fines sociales y económicos de los últimos quince años

El proyecto de ley del presupuesto nacional para el año 2021, que el gobierno presentó en el Congreso Nacional, contempla un crecimiento del PBI del 5,5%, una inflación de 28% y un tipo de cambio oficial en 101,6 pesos por dólar. A su vez, estima un déficit fiscal de 4,5%.


La Plata, 21 Sep (InfoGEI).- El proyecto de ley del presupuesto nacional para el año 2021, al no contemplar las condicionalidades del pago de la deuda del capital e intereses de la deuda soberana como resultado de la reestructuración alcanzada con los tenedores de títulos públicos bajo ley extranjera y local, permite destinar más recursos para fines sociales y económicos de los últimos quince años, según lo señala un trabajo realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

También se apuesta a un gasto de capital, vital para la recuperación económica a través de la obra pública, en torno al 2,2%. En este marco, el ejecutivo nacional busca conducir el crecimiento económico tratando de incentivar la demanda agregada. En este sentido, el Gobierno proyecta un crecimiento interanual del consumo privado de 5,5% y del público del 2%.

Asimismo, se prevé un incremento de la formación bruta de capital (inversión) del 18,1%, se estima que las ventas externas de bienes y servicios aumenten un 9,5% y las importaciones un 16,3%, con respecto al año 2020.

Descomprensión de vencimientos

El informe observa una reducción muy importante en los recursos destinados para pagos de deuda, que fueron creciendo considerablemente a partir del ciclo de sobre-endeudamiento de la administración anterior, llegando a ocupar casi una quinta parte del presupuesto en 2019. Este año, se estima que los recursos al servicio de deuda caerán un 28,3%, ubicándose por debajo de los dos dígitos (9,4%).

Además, se estima que sigan reduciéndose el año que viene, proyectando una representación en el presupuesto de 7,9% en 2021. Las descompresiones de los vencimientos para los próximos años explican la posibilidad de volver a niveles más razonables de destino de recursos para endeudamiento. En relación al PBI, se pasó de destinar cerca del 4,5% en materia de deuda el año pasado a un 2,7% del producto este año. Las estimaciones para el año que viene arrojan que se proyecta destinar un 2% del PBI en 2021 para el pago de deuda.

Más recursos con fines sociales

El ahorro que representa la reestructuración de la deuda permite incrementar y destinar más recursos, por ejemplo, al combate contra la pandemia del covid-19. En este sentido, los recursos destinados al área de salud se incrementaron un 92% este año, ubicando el gasto en salud en proporción del presupuesto total en 4,6%, mientras que en 2019 representó el 3,6%. Para 2021 se proyecta destinar un porcentaje similar al de este año en relación al presupuesto total. En relación al PBI, este año se va a destinar aproximadamente 1,3% del producto al área de salud, mientras que el año pasado esto representó un 0,8% del mismo. Para 2021 se proyecta una inversión de recursos del orden del 1,1% del PBI.

Asistencia social

Con la llegada del nuevo gobierno, previo a la pandemia, ya se planeaba un crecimiento de la inversión estatal en asistencialismo de la población más vulnerable. Los primeros bonos a jubilados que cobran la mínima y personas que cobran la AUH, en combinación con el lanzamiento de la Tarjeta Alimentar (que llega a 1,5 millones de personas) fueron los primeros pasos. Luego llegó el IFE (a 9 millones de personas) y refuerzos constantes en la entrega de alimentos que realiza el Ministerio de Desarrollo Social (se calcula que en los comedores hoy alimentan 11 millones de personas). Es por ello que se visualiza un salto tan fuerte en el destino de recursos para estos sectores. En 2019 se destinó el 1,9% del presupuesto en asistencia social, lo que equivalió a un 0,4% del PBI. En relación al año pasado, este año se proyecta gastar un 185% más, llegando a 3,6% del presupuesto y un 1% del PBI. Para el 2021 se estima seguir con una inversión alta en promoción y asistencia social, de orden similar al de este año en relación al presupuesto y producto bruto.

Obra Pública

Un sector al que se apuesta para repuntar la economía es la obra pública. En este sentido, este año se proyecta terminar con un 285% de aumento de recursos para el sector Agua potable y alcantarillado, llegando a representar 1,2% del presupuesto actual, mientras que para el año próximo se estima destinar el 1,7% del presupuesto, es decir aún más. Por otra parte, vivienda y urbanismo se incrementó 55% este año y para el año que viene, se proyecta un crecimiento de 230% en relación al año actual. Es por ello que para 2021 se estima destinar 1,8% del presupuesto 2021 en este tipo de obras, mientras que estos últimos dos años estos recursos representaron un 0,6% del mismo. (InfoGEI)Jd

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias