sábado 19 de septiembre de 2020 - Edición Nº3037

REGIONALES | 2 ago 2020

MAFIA DE INSTAGRAM

El drama de la joven de Quilmes a la que le secuestraron su cuenta

Sol Skolnik tenía más de 300 mil seguidores y a través de un complejo esquema que imitó el formato de la red social, un hacker atacó su cuenta para despojarla de su perfil que luego se convirtió en la cuenta de una barbería. El caso ya está en la Justicia federal.


TAGS: SOL, SKOLNIK
Por:
InfoGEI-R 30891

La Plata, 02 Ago (InfoGEI).- “Primero me robaron el Instagram, después me hackearon el mail y finalmente el delincuente me acosaba pidiéndome fotos y videos míos para recuperar mis cuentas”, cuenta Sol Skolnik, de 33 años, empleada en un restaurante de Quilmes, en el sur del Gran Buenos Aires.

Según da cuenta el portal perspectiva Sur, el calvario de Sol comenzó hace menos un mes cuando fue engañada por una de las mafias internacionales que se dedica a robar cuentas de redes sociales muy populares, para luego cambiar los datos, borrar las fotos y venderlas en el mercado conservando el gran valor que poseen: los seguidores.

Hoy, su caso está denunciado en la Justicia federal. Su causa tramita en la fiscalía del fuero en Quilmes, a cargo de Adrián Rigonato. Sol todavía no pudo recuperar nada de lo que le robaron. Actualmente, lo que era su cuenta, está en manos de un comercio extranjero, una barbería, luego de más de una decena de cambios de nombre. 

El mensaje que recibió la víctima le indicaba que para realizar el trámite de verificación debía aportar los últimos 4 números de su teléfono celular para que, a través de un mensaje de texto, le llegue un código de validación de 7 cifras. Efectivamente llegó ese número a su celular, era el “5036633”.

El siguiente paso era ingresarlo en el mismo mensaje directo de Instagram para, teóricamente, “comprobar” que era ella. Le hicieron repetir este paso cuatro veces y hasta llegaron a mandarle el código por WhatsApp e inclusive la apuraban diciéndole que “de lo contrario, no podemos ayudar a su cuenta y se desactivará permanentemente”.

“Este paso no tiene ningún sentido en si más que darle a la víctima la sensación de que es algo real y que efectivamente se está realizando el trámite”, dice Diego Migliorisi, especialista en cibercrimen. (InfoGEI)Jd

Permitida su publicación citando la fuente

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS