viernes 07 de agosto de 2020 - Edición Nº2994

POLICIALES/JUDICIALES | 9 jul 2020

INFANCIAS SONRIENTES

Internas de San Martín confeccionaron tapabocas para el Hospital de Niños de La Plata y la Fundación PRASAM

El espíritu de la donación se refleja en los envoltorios de los barbijos inscriptos con la leyenda “nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz”. Además cada barbijo tiene bordada una sonrisa para alegrar a cada niño que lo use.


Por:
InfoGEI- J 30665

La Plata, 09 Jul (InfoGEI).- Privadas de libertad de la cárcel de San Martín confeccionaron 700 barbijos que fueron entregados la mitad de ellos al Hospital de Niños de La Plata y el resto a la Fundación PRASAM, una entidad que vela por los derechos de los niños en la provincia de Buenos Aires.

Cabe mencionar que este trabajo se enmarca dentro del programa “Más trabajo, menos reincidencia” que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia.

La mitad de los elementos de bioseguridad se entregaron en la sede de la jefatura del SPB en un encuentro en el que estuvieron presentes el Director Provincial de Políticas de Inclusión Socioeducativas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Iafolla, la Directora de Niñez en Contexto de Encierro del SPB, Andrea Bartolomé, el presidente de la Fundación PRASAM, el psicólogo Daniel Rosemberg y la coordinadora dentro de la fundación del programa Nnapes (niños y niñas con padres encarcelados) de la fundación, Gabriela Grieco.

Más tarde, se hizo entrega de la otra mitad de los barbijos al Hospital de Niños de La Plata donde fueron recibidos por la Directora, Cecilia Gaviot y la Jefa de Sala, Virginia Peluffo. Cabe destacar que los mismos serán destinados para los pacientes internados en la sala de terapia intermedia y sus visitantes.

“Los rollos de tela y los elásticos utilizados para la confección de barbijos en su versión “Emobocas” fueron provistos por la Fundación”, explicó Rosember. Y agregó que “las internas que participaron en la fabricación recibieron también una capacitación acerca de los derechos de los niños y el contexto en el que se realiza la donación”.

El espíritu de la donación se refleja en los envoltorios de los barbijos inscriptos con la leyenda “nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz”. Además cada barbijo tiene bordada una sonrisa para alegrar a cada niño que lo use. (InfoGEI) Mg

Permitida su publicación citando la fuente

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS