sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº2995

POLÍTICA | 5 jul 2020

APROPIACIÓN DE CAME

Otra operación del macrismo que se cae

El gobierno neoliberal de la alianza Pro-UCR finalizado en diciembre de 2019 luego de ser derrotado en las urnas en octubre de ese año, se encuentra en un proceso de descomposición de alcance imprevisible, que cada día aumenta su volumen a medida que los argentinos van tomando nota sobre por quienes fueron gobernados en los últimos cuatro años.


Por:
InfoGEI-P 30628

La Plata, 05 Jul (InfoGEI).- El estropicio institucional que hizo la alianza gobernante desde diciembre de 2015 hasta 2019, no solo intentó suprimir la oposición a su modelo económico, persiguiendo a sus principales dirigentes políticos, sino además intentó apropiarse de las conducciones de entidades gremiales y empresarias a fin de sumarlas a su proyecto, cuyo designios inconfesables, ahora comienzan a revelarse.

Según da cuenta el sitio especializado “Mundo Empresarial” sobre lo que sucede en una de las entidades del sector, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) -entidad que el macrismo se apropió a partir de intervenir su obra social -,  donde las tensiones internas llegaron al punto de un pedido de renuncia a su actual Presidente, Gerardo Díaz Beltrán, por parte de su propio aliado partidario y su antecesor, José Bereciartúa, que sin éxito, intentó dar un sorpasso para hacerse de la conducción de la entidad.

La publicación también destaca que, desde que asumió, el actual Gobierno no sabe qué hacer con la CAME, entidad que fue funcional durante cuatro años al Macrismo en su expresión Nacional como así también en “sus variantes Vidalistas de la Provincia de Buenos Aires FEBA y ADIBA o Larretistas en la Ciudad de Buenos Aires con FECOBA”.

Luego agrega que ese cuarteto institucional el que permitió un "silencio stampa" frente a la destrucción de 25.000 pymes a lo largo y ancho de la Argentina sin resistencia de una entidad que recibe mes a mes 70 millones de pesos para defender al comercio y a las pymes. 

Saneamiento natural

Al parecer, la política del presidente Alberto Fernández con las gremiales empresarias, tal como sucede con las entidades gremiales intervenidas por el macrismo, y de algún modo con algunos sectores de la Justicia, es la de “esperar que naturalmente la institución se sanee y responda a los intereses genuinos de las pymes”, decisión ésta que Mundo Empresarial  asegura que “fue aprovechada por varios agrupamientos especulando que podían hacerse de la preciada caja del Instituto Argentino de Capacitación Profesional y Tecnológico para el Comercio (INACAP), de la cual CAME, recibe el 50% y la Cámara Argentina de Comercio y Servicio (CAC) recibe el otro 50%”.

Copamiento frustrado

Según la publicación, el intento de copamiento de la Confederación General Económica (CGE), la llevó adelante la CGERA, de Marcelo Fernández, acompañado por el macrista José Bereciartúa, en ese momento Secretario General de CAME, además “cuestionado por sus conflictos judiciales”, y por utilizar la entidad para "copar" otras instituciones en connivencia con el entonces Director de la Inspección General de Justicia (IGJ) “macrista”, Sergio Brodsky,  que fue justamente el que realizó el llamado a una asamblea de la CGE el 26 de Octubre del 2019 para que CAME, CGERA, y un sector residual del morenismo, se apropien de la histórica CGE, con el objetivo de convertirse así en el interlocutor válido con el Gobierno Nacional, "misión cumplida", que con la impugnación ante la IGJ de los representantes de la CGI, encabezados por su presidente, Mario Derch, fue abortada.

Intervención a la intervención

La intervención normalizadora de la obra social OSDEPYM, reducto anterior de la CAME para hacer caja y para iniciar acciones legales (lawfare) a dirigentes empresarios no afines al macrismo, recayó en el ex Diputado Nacional, Horacio Alonso, histórico dirigente del peronismo afín al massismo que llegó a dicha responsabilidad con el acuerdo de todas las fuerzas del Frente de Todos, quien reemplazará a su predecesor, Juan Pablo Diab, nombrado por Macri en el cargo, el 28 de octubre de 2019, es decir, al día siguiente de su derrota en las urnas.

Alonso tendrá la tarea de encauzar el proceso de normalización de la obra social, para garantizar los derechos fundamentales de los asociados y posibilitar su participación efectiva.

Investigación

La primera medida adoptada por la nueva gestión fue la solicitud de una auditoría general al Superintendente de Servicios de Salud de la Nación, Eugenio Zanarini, para determinar la situación administrativa y económico-financiera de la institución, investigación ésta, que pone nerviosos a sus ex directivos, ya que sobre ellos recaen denuncias por “mala administración, gastos exorbitantes, publicidades sin efectos en el aumento de los afiliados a la obra social ó a periodistas afines al macrismo”.

Para bajar el perfil, y como "gesto de buena voluntad", Bereciartúa oportunamente "renunció por whatsapp" a su cargo en CAME, pero no se fue de la entidad. Tan parasitada estaba la obra social que tuvieron que despedir, e indemnizar a colaboradores que se negaron a renunciar luego del "pasito" al costado que daba su mandamás.

Rejunte

En estos últimos meses los zoom se multiplican con dirigentes de CAME, con ex dirigentes de CAME y con "pescadores" para explorar cualquier resquicio que le permita obtener una pedazo de la conducción de la entidad que supo ser la más activa en defensa de las pymes y que hoy ejerce de entidad opositora como quedó demostrado hace una semana, cuando el Vicepresidente de CAME Fabián Tarrío cruzó al Gobierno al gobierno por llevar a FASE 1 la cuarentena para toda el AMBA.

Desde el Gobierno Nacional sin embargo observan absortos la inacción por parte del propio entramado pyme en resignificar la institución y confían poco, o nada, en los nucleamientos que prometen masa crítica y no terminan moviendo la aguja.

El último y más desopilante capítulo fue la movida que se realizó que el Jueves 9 de junio pasado, de manera virtual, en donde una facción llamada CAME UNIDA en alianza con el "acorralado" y "nunca retirado" José Bereciartúa le pidió la renuncia a Gerardo Díaz Beltrán, y realizar una nuevo proceso electoral.  La promesa que habían realizado es que este sorpasso que contaría con 40 entidades empresariales que respaldarían la iniciativa y lograría un nuevo punto de equilibrio en la entidad en cuestión. Nada de eso ocurrió.

Como sigue

Según Arturo Stabile histórico dirigente de FECOBA “desplazado a través del law fare por la CAME y el PRO” afirmó a Mundo Empresarial que "Gerardo Díaz Beltrán sigue al frente de la CAME con el mandato de Cambiemos de resistir al Gobierno Nacional  y que esta acción cuenta con aliados también en la Provincia de Buenos Aires, como Alberto Kahale o Fabián Tarrío de FEBA y Silvio Zurzolo de ADIBA. Buscan una estrategia conjunta para maquillar una renovación pero que en rigor pretenden un cambio en la grilla de los mismos dirigentes que hay hoy, que les garantice a todos abordar finalmente una parte de la caja, que es el objetivo final de esta puja que nada tiene que ver con representar genuinamente a las pymes".

En busca de la bendición

Varios dirigentes disidentes buscan en funcionarios cercanos a Alberto Fernández la bendición que los erija ante el resto, pero el Ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, cansado ya de estas idas y venidas, instruyó a sus asesores a clarificar el curso de acción. En la mesa están incluso, soluciones más radicales para resolver la situación. Un empresario consultado por funcionarios sobre esta situación afirmó que "por ahora se está viendo como juega cada quien, son muy respetuosos de la institucionalidad pero están llegando al límite de la paciencia, hay varias iniciativas contundentes y definitivas para abordar la situación en la CAME, desde la suspensión del financiamiento para hacer una auditoría completa hasta la intervención para su normalización" y agregó "lo hicieron con Vicentín no lo van a hacer con estos muchachos". (InfoGEI)

Permitida su publicación citando la fuente

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS