domingo 09 de agosto de 2020 - Edición Nº2996

REGIONALES | 2 jul 2020

DISTRITOS CERRADOS

En los últimos días se repiten las historias de personas que intentan ingresar “a escondidas” a Necochea

En los últimos días se dieron a las menos dos situaciones diferentes en las cuales personas de otros distritos intentaron entrar de manera “ilegal” a Necochea. Unas mujeres trataron de hacerlo en remis por uno de los terraplenes, mientras que un hombre lo hizo en el baúl de su auto.


Por:
InfoGEI- R 30607

La Plata, 02 Jul (InfoGEI).- Durante los operativos de control que realiza la Municipalidad en conjunto con las fuerzas de seguridad en los principales accesos a la ciudad de Necochea, se detectó en las últimas horas que pasajeros que venían de Olavarría en un vehículo intentaban hacer un transbordo a escondidas hacia Necochea en el terraplén de Av. 59 y Ruta 228.

Hacia allí se dirigió un remis, el cual habían contratado una mujer mayor y otra pasajera, quienes intentaban ingresar a la ciudad para ir a la casa de un familiar en Quequén. Por tal motivo, desde la órbita municipal de Políticas de Seguridad Pública, a cargo de Héctor Giglio, y luego de la actuación de los inspectores municipales y los agentes de seguridad en la zona de dicho terraplén, se efectuó la denuncia pertinente ante la Jefatura Distrital local, donde se dio cuenta detalladamente del caso.

Asimismo, en el marco de cuarentena que se atraviesa por la pandemia de coronavirus, tanto las mujeres provenientes de una ciudad con circulación viral como es Olavarría, como el chofer del remis, fueron puestos en aislamiento obligatorio.

El fin de semana se había dado otra particular situación en los controles de acceso a la mencionada ciudad balnearia.

Según informó el portal Cuatro Vientos, un comisario de a bordo de la aerolínea Austral entró a Necochea luego de dos intentos. Identificado cómo Sebastián L., el trabajador de la aerolínea llegó a la entrada a Quequén con un permiso dudoso y adujo que necesitaba llegar a Necochea porque “tenía que arreglarle el calefón” a su madre. La insistencia no tuvo el efecto buscado ante las autoridades, que le impidieron ingresar. El hombre, de 47 años, había viajado desde su casa de Parque Chacabuco.

Frustrado, pegó la vuelta y se fue a comer algo a la estación de servicio de la ruta provincial 88, pero al día siguiente y a misma hora (dos y media de la tarde) renovó el intento, aunque escondido en el baúl. Los mismos agentes reconocieron el Peugeot 207 Compact azul, que ahora manejaba un peluquero con domicilio en Necochea, lo que les generó muchas dudas.

Como no tienen potestad para abrir los baúles de los vehículos, los inspectores le permitieron el acceso al peluquero, pero notificaron de la situación a la DDI de Necochea. Los policías fueron al domicilio que figuraba en el permiso de circulación. Y ahí estaba Sebastián L., quien terminó admitiendo que había entrado escondido en el baúl.

Su mamá, Norma, de 79 años, estaba feliz de haberlo visto después de más de 100 días de cuarentena obligatoria, aunque ahora su hijo afronta una causa federal por violación del decreto y ambos quedaron en aislamiento. También debió quedar confinado, y con una imputación en su contra, el peluquero que lo ayudó a entrar. (InfoGEI) Mg

Permitida su publicación citando la fuente

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS