lunes 13 de julio de 2020 - Edición Nº2969

POLÍTICA | 10 may 2020

OPINIÓN

La violencia que algunos preparan

Hacía bastante tiempo que no me detenía en la columna de Fernández Díaz en LN. Leo casi todos los diarios y en general, aún con enormes disidencias con muchos columnistas, suelo respetar sus pensamientos y entiendo que escriben para algún sector de la sociedad que valora sus pareceres.


Por:
InfoGEI-P 20118

La Plata, 10 May (Por Osvaldo Nemirovsci* para InfoGEI).-  Su escrito del 10 de mayo en LN me asustó. Así sin vergüenza lo confieso. La nota de Fernández Díaz es un muestrario de violencia próxima auto justificada en virtud de lo que él denuncia como violencia presente. Aparte es de una enorme mendacidad, muestra una mirada política con 40 años de atraso y una serie de conclusiones imposibles de rastrear en la realidad. Le conocí otras virtudes literarias al cronista y percibo una decadencia intelectual enorme en su posibilidad, como periodista, de mirar la Argentina.

Veamos que dice: "La radicalización del kirchnerismo no es un mero capricho personal de la arquitecta egipcia, sino un dogma que se susurra lúdicamente en su petit comité. Allí hablan de acabar ya mismo con esta democracia elitista" y de crear un Estado comunitario.”

Otra parte de su nota convierte en información una suerte de fábula que habla sobre “Un sector del cuarto gobierno kirchnerista cree que ha llegado su hora: tiene desde el origen ansias feudales y un gen estatista y aldeano, pero ahora directamente considera vetustas las reglas de la Revolución Francesa, desdeña la división de poderes y los organismos de control, pretende reformar la Constitución y descree de la libertad de prensa.”

No estaría mal que el autor utilice estas referencias como parte de una novela, género en el cual se desenvuelve bien. Pero está escribiendo una nota en un diario, la cual se presume contiene información verificada y no argucias e inspiraciones muy cerca de las fake news y muy lejos de la verdad.

Y sigue “Piensan desde hace años en una estrategia de gradualismo revolucionario, que consiste en llegar por los votos, desnaturalizar desde dentro las instituciones, copar el Estado, generar más dependencia por control, dádivas y subsidios, castigar con impuestos a los emprendedores y perseguir a los disidentes como enemigos ideológicos. Para los maximalistas se trata de un periplo por fases, puesto que las sociedades se resisten a la medicina y revelar el tratamiento completo asustaría a los pacientes. Aunque no lo proclamen en público, aunque solo lo compartan en las peñas o en ciertas cátedras de lunáticos y esnobs, los maximalistas siguen creyendo, como en el pasado, que la mejor democracia es una dictadura popular”

Por suerte solo esnobs, lunáticos y participantes en peñas (folclóricas? futbolistas? cuales?) están en estas conspiraciones tan peligrosas.

No conforme con lo hasta acá dicho, Fernández Díaz en un arranque de fiebre que muestra no menos de 40 grados (con menos es imposible escribir esto!) interpreta a los oníricos y se torna en augur de futuros: “Aunque sin fusiles, ese sueño es totalitario. Y por lo tanto, para consolidar un régimen de ese sesgo más temprano que tarde, los fusiles reaparecen.”

Y lo grave, lo vehemente, el llamado a sus lectores a que se conviertan en férvidos quijotes de sus hogares, llega con esta poco inocente y muy peligrosa frase final “Con lucidez política y con herramientas cívicas, no nos queda otra alternativa que luchar. Mejor que lo hagamos temprano, antes de que irrumpan por la fuerza en nuestra casa.”

Estimo que el mismo autor pone una falaz cuota de moderación cuando habla de “herramientas cívicas” quizá asustado por el tenor que tomaba su proclama guerrera, grietosa, fanática e intimidante. Pero bien sabemos que si las hordas invaden tu hogar no te vas a defender mostrando tu DNI con los votos electorales ni un ejemplar de la constitución nacional. Lo que Fernández Díaz propone es otro tipo de armas. Las peligrosas. Las que los sectores sociales que constituyen el núcleo duro de sus lectores y seguidores del medio en el cual escribe, han sabido usar en varios pasajes de nuestra historia. Y lo han hecho con criminales resultados. (*)Osvaldo Mario Nemirovsci es Diputado Nacional (mc) por el PJ Rio Negro. Pte. De la Comisión de Comunicaciones e Informática (2003/07); Coordinador Gral. del Sistema Argentino de Televisión Digital (TDA) (2009/15). (InfoGEI)

Permitida su publicación citando la fuente

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS