miércoles 08 de abril de 2020 - Edición Nº2873

INFO GENERAL | 21 mar 2020

TESTIMONIO VIVIENTE

Para un ciudadano italiano, “El resto del mundo, no tienen idea de lo que se les viene"

A través de un testimonio, que se hizo viral en las redes e incluso fue levantado por varios medios internacionales, un ciudadano italiano advierte al resto del mundo sobre las 6 terribles etapas del coronavirus que vive su país desde que se desató la pandemia del COVID-19.


Por:
InfoGEI-G 29668

La Plata, 21 Mar (Por Jorge Déboli de InfoGEI).- El testimonio de un ciudadano italiano, que ya fue visto y replicado en las redes sociales por centenares de miles de usuarios, e incluso publicado por varios medios de prensa internacionales, entre ellos la cadena televisiva RT, relata la tragedia que está ocurriendo en su país, a causa de Covid-19.

En dicho mensaje, donde el italiano explica al resto del mundo que “la situación es más grave de lo que algunos piensan”, y remarca que lo que “pronto podría ocurrir en los demás países”, comienza afirmando que “el resto del mundo, no tienen idea de lo que se les viene".

“Como todo el mundo sabe, Italia esta en cuarentena por el coronavirus. La situación es grave, pero lo que es peor es ver al resto del mundo actuar como si no les fuera a pasar lo mismo. Sabemos lo que están pensando porque también estuvimos en su lugar”, sostiene el italiano en su posteo.

Comienzo del proceso

En una primera etapa, relata en el posteo, “te enteras que existe el coronavirus y se registran los primeros casos en tu país, pero como no eres una persona de más de 75 años (grupo de riesgo) te convences de que solo es una gripe grave, por lo que no hay nada de lo que preocuparse. Asimismo, crees que los demás exageran al ir con mascarilla y comprar papel higiénico, por lo que sigues viviendo como siempre”.

Las primeras medidas

En una segunda etapa, el número de infectados “empieza a aumentar y se registran los primeros muertos”. Se declara la "zona roja" y se ponen en cuarentena algunas ciudades pequeñas, aunque los italianos siguen creyendo que "los medios de comunicación solo están creando pánico para ganar visitas" a sus sitios web.

Cuarentenas parciales

En la tercera etapa, “el número de casos y muertos aumenta rápido. Se ponen en cuarentana varias regiones del país, afectando la medida al 25 % de Italia. También se cierran los centros educativos, unas 10.000 personas de las zonas en riesgo se desplazan a otros lugares del país y las autoridades recomiendan lavarse las manos con frecuencia, si bien la gente, todavía no se da cuenta de la gravedad de la situación".

Emergencia sanitaria nacional

Ya en la cuarta etapa, el número de casos “aumenta considerablemente y se declara la emergencia sanitaria nacional. Los hospitales están abarrotados y los médicos y enfermeros, algunos de los cuales se están infectando de coronavirus, no bastan para atender una crisis de tal magnitud”.

"En este punto es como estar en guerra”, asegura en su relato el ciudadano italiano, y agrega: “los médicos tienen que elegir a quién tratar en función de sus posibilidades de supervivencia", en referencia a que varios afectados por el Covid-19  murieron al no poder ser atendidos. "Es un caos, el sistema se está derrumbando. Todo sucedió en 2 semanas", acota.

Cuarentena total

En lo que el posteo atribuye como quinta etapa, “el gobierno italiano declara en cuarentena todo el país” para "retrasar la propagación del virus tanto como sea posible", con salvedades similares a las adoptadas en Argentina como poder ir a trabajar o a comprar al supermercado, a pesar que, agrega el italiano, "Todavía hay personas que piensan que son invencibles" yendo “en grupo a restaurantes o saliendo a beber con sus amigos”, o como pasa en Argentina, algunos desaprensivos lo toman como unas vacaciones.

Última etapa

El testimonio finaliza con lo que hasta el momento de publicar el relato, considera como última etapa, consistente en el cierre “de casi todas las empresas, incluidos los bares, restaurantes y centros comerciales, y el país se llena de controles policiales. Solo se permite desplazarse a aquellas personas que cuenten con una autorización oficial, bajo amenaza de multas de hasta 200 euros e incluso penas de entre 1 y 12 años de cárcel por homicidio si se trata de un infectado de covid-19”.

Medidas a tiempo

Si bien, Argentina no ha alcanzado, ni lejos, el estadío de afectados y víctimas fatales por el Covid-19 que tiene Italia, solo ha sido por dos factores: el primero la distancia geográfica con los focos de la pandemia (Asia y luego en Europa), a pesar de las 140 mil personas, entre nacionales y  extrajeras arribadas al país en la primera quincena de marzo, muchas de ellas portadoras del virus, aunque asintomáticas. El segundo factor, sin duda ha sido la decisión del gobierno argentino de anticipar medidas que algunos consideraron de exageradas.

Llamado de atención

Lo sucedido en Italia en tan solo dos semanas, un país tan afín y relacionado con los argentinos, por su ascendencia, su cultura y su historia, debería ser un llamado de atención para aquellos connacionales que aún no han tomado debida conciencia de la gravedad de la situación, tomando el aislamiento decretado con un período vacacional.

Un espejo donde mirarnos

Los videos viralizados que muestran a vecinos de Pinamar bloqueando las entradas a ese balneario a turistas disfrazados de “supuestos” vecinos residentes que intentaban llegar a sus casas de veraneo, fueron patéticos y son un espejo de buena parte de los argentinos responsables de lo que nos pasa como país, no desde ahora, sino desde nuestros orígenes como Nación.

Punto de inflexión

Lo que está sucediendo en la Patria de gran parte de nuestros abuelos, debe hacernos reflexionar y debería ser un punto de inflexión para repensar un proyecto de país, basado en el Estado de Bienestar, modelo que supieron tener los países europeos después de la segunda guerra mundial, y también en forma plena nuestro país hasta el denominado “Rodrigazo”, ocurrido el  4 de junio de 1975, durante el gobierno de Isabel Martínez, viuda de Perón.

A pesar de todo, ese modelo de Estado presente, que no alcanzó a ser abolido plenamente en la Argentina por la Dictadura Cívico Militar y por los períodos neoliberales del menemismo y del macrismo, hoy se pudieron tomar medidas preventivas y restrictivas, un año atrás impensadas, que sin duda retrasarán la magnitud y la velocidad del contagio con Covid-19. (InfoGEI)Jd

Permitida su publicación citando la fuente

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS