viernes 22 de noviembre de 2019 - Edición Nº2735

POLÍTICA | 4 nov 2019

OPINIÓN

Revisar nuestra historia: “Existió un Pacto Social que ayudó en tiempo de crisis”

En estos días se escucha a distintos dirigentes políticos, sindicales, eclesiásticos y empresarios hablar de la necesidad de un amplio acuerdo para salir de la crisis económica y social de la que se encuentra el país. En esta columna, el Contador Mariano Mariani, Tesorero de la Confederación General de la Industria (CGI-RA), recuerda que hay antecedentes de una ingeniería, que “aggiornada a nuestros tiempos podría ser de ayuda para recuperar lo positivo y aprender de los errores”.


Por:
InfoGEI-P 28658

La Plata, 04 Nov (Por Mariano Marini* para InfoGEI).- La Previa a 1973:  La llamada Revolución Libertadora fue la dictadura militar que derrocó a Juan D. Perón, cerró el Congreso Nacional, depuso a los miembros de la Corte Suprema, a las autoridades provinciales, municipales y universitarias, puso en comisión a todo el Poder Judicial y rápidamente nos metió en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Hubo 18 años de Proscripción del Partido Justicialista para presentarse libremente en elecciones y el exilio de Perón, la dictadura militar gobernó argentina hasta 1958, momento en que sin la participación en elecciones del peronismo como mencionaba, son electos como presidentes dirigentes de la UCR, Arturo Frondizi, desde Mayo de 1958 a marzo de 1962, Guido de marzo de 1962 a octubre de 1963 y Arturo Illia, de octubre de 1963 al 28 junio de 1966, momento en que la denominada Revolución Argentina, lo derroca mediante un golpe de Estado. Dictadura cívico-militar antidemocrática, que conducirá al país hasta el año 1973.

Pacto Social: En este momento se daba por terminada la proscripción del Peronismo, aunque hay que mencionar que por una trampa legal no permitieron la participación en elecciones de Juan D. Perón, o sea que levantaron proscripción del partido peronista pero no la de su conductor; así el candidato del peronismo es Héctor Cámpora, quien accede al gobierno ejerciendo la presidencia del país desde mayo de 1973 a julio de 1973.

Existía una CGT con una fuerte presencia, el 90% de los trabajadores estaba sindicalizado, tenían un prestigioso instituto de capacitaciones y conferencias en edificio de Azopardo.  Allí se trazan las primeras líneas del plan económico, de la misma forma, la CGE (Confederación General Económica), fundada por Perón y José Ber Gelbard, estudia la iniciativa de la CGT y trabaja sobre la misma. Era un tejido industrial importante, ambas confederaciones de trabajadores e industriales trabajan en forma conjunta con el objetivo de la recuperación del país luego de crisis generada por la dictadura militar que no solo avasalló la democracia y libertades individuales de la ciudadanía, sino también, generó endeudamiento extremo, inflación y crisis económica, así entre la CGT y la CGE se llega a confección de documento base para acuerdo social que es ampliado por partidos políticos, movimientos sociales y resto de los sectores de la sociedad, quedando solo excluidos los militares.

Primer antecedente

El primer antecedente claro del Pacto Social fue el Programa de Reconstrucción y Liberación Nacional presentado en mayo de 1973, en el que no se planteaban las cuestiones más profundas de la estructura económica, pero si los principales problemas de la economía argentina de ese momento. El pacto social fue firmado el 8 de junio de 1973 por los miembros de la CGT a través de su líder José Ignacio Rucci, y la CGE presidida por Gelbard; su contenido tenían como objetivo concertar la política económica nacional entre los tres sectores clave de la Economía: el Gobierno, la Industria y los Sindicatos en pos de conseguir la recuperación económica del país, este definió la política económica de las primeras fases del gobierno peronista de Héctor Cámpora y la tercera presidencia de Juan Domingo Perón.

Objetivos Trazados por el pacto

1) Alcanzar la participación de los asalariados en el 40-50% del ingreso Nacional, en un lapso de 4 años; incrementando los salarios reales de la masa obrera argentina. 2) Mitigar la pesada inflación que era siempre un problema recurrente de la Argentina. 3) consolidar el crecimiento económico. Puntos principales del pacto Para consolidar el crecimiento económico nacional se necesitaba tanto del crecimiento del mercado interno (tesis apoyada por empresarios y trabajadores) como de las exportaciones tradicionales de la República (las que en la coyuntura eran favorecidas).

Para ello, se determinaron tres ejes principales:  • Congelamiento de los precios (para detener el principio de Hiperinflación que amenazaba al país).  • Alza General de Sueldos ($200 mensuales), para que los conflictos laborales cesen. • Suspensión de la Negociación colectiva sobre el salario durante 2 años.

Reconocimiento internacional del acuerdo argentino

Un informe del FMI del 9 de diciembre de 1974 detalla que el Acuerdo-Pacto Social fue un éxito: bajó tasa inflación de 80% a 14%; aumento exportaciones; aumento niveles de reservas; aumento demanda de dinero, mejoro ingreso y aumento PBI por habitante entre otras cuestiones importantes para destacar.

Gelbard y Perón administraron bonanza argentina, dinamizaron economía interna aumentando poder adquisitivo real de los trabajadores, fomentando el consumo, este recupero comercio y servicios que a su vez demandaron mayor producción industrial, apoyaron industria nacional que de confluencia de factores creció tomando mano de obra lo que por un lado bajo índices de desocupación y a la vez reforzó poder de compra de la sociedad, lo que genero un espiral favorable de retroalimentación positiva, que también ayudo al aumento de la recaudación del Estado mejorando relación ingresos-egresos no financieros.

2019

Por citar solo algunos ítems se puede decir que el país tiene una alta tasa de desempleo, alto endeudamiento, capacidad ociosa industrial superior al 40%, la mayor inflación interanual de los últimos 18 años, la pobreza del 74 a la fecha creció al 7% anual acumulativo, con esa estructura no hay posibilidades de que mejore el país de la mano de un solo sector, debemos plantearnos con honestidad la situación actual, ceder en lo individual para fortalecer lo colectivo generando una base sustentable para el desarrollo, escucharnos para entendernos, conocer la realidad de cada sector y construir el Nuevo Pacto Social, Económico y Político Nacional puede ser el inicio de la recuperación Argentina, se lo necesita a todos, no es función ni responsabilidad de un espacio político, un presidente, sindicatos, empresarios, iglesia o sector determinado de la producción, es con todos en beneficio del conjunto. (*)Mariano Marini es Contador Público Nacional, y Tesorero de la CGI RA (www.cgi.org.ar). (InfoGEI)Jd

Permitida su publicación citando la fuente

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS