lunes 14 de octubre de 2019 - Edición Nº2696

INFO GENERAL | 30 sep 2019

HOY CON NUEVAS TECNOLOGÍAS

La historia de los trolebuses en la Argentina

La ciudad de Mendoza fue la primera urbe del continente sudamericano en implementar un servicio de trolebuses, inaugurado en 1913. No obstante, en un principio estos vehículos provenían de países como Japón y Alemania.


Por:
InfoGEI- G 28414

La Plata, 30 Sep (InfoGEI).-  El 16 de octubre de 1913 se instaló la primera línea de trolebuses en la ciudad de Mendoza. Todo comenzó cuando la empresa South American Railless Traction Company, fundada en Londres en 1912, planeó instalar decenas de líneas en el continente: sólo construyó esta línea y funcionaba con solo una unidad. Tenía una extensión de tres kilómetros y dejó de funcionar en 1915.

En 1948  se habilitó la primera línea de la Ciudad de Buenos Aires, denominada A, que unía Plaza Italia y Puente Saavedra, que luego se prolongó hasta Vicente López. Ya en 1952, circulaban 130 unidades de trolebuses por la ciudad, que a partir de enero de ese año, la Administración General de los Transportes de Buenos Aires, modificó la identificación de las líneas. La “A” pasó a denominarse 301; la “B” a 302; la “C” a 303 y la línea “D” pasó a numerarse 304.

En setiembre de 1952 llegaron al país 120 trolebuses Mercedes Benz de 11 metros de largo y 38 asientos. En 1954 se inauguró la línea 310 desde Eduardo Madero y Avenida Córdoba hasta Vedia y avenida Del Tejar (hoy Avenida Ricardo Balbín). En 1962 el servicio eléctrico de transporte en la ciudad comenzó a decaer poco a poco, suprimiéndose líneas hasta llegar al año 1966, cuando el trolebús desapareció definitivamente de la ciudad tras 18 años de servicios.

En La Plata: El 4 de junio de 1955  se inauguró oficialmente la línea a cargo de la Municipalidad de La Plata. A su primer recorrido, le decían la calesita y partía desde el sitio donde hoy se ubica la Terminal de Ómnibus, pasaba por la Estación La Plata del FC Roca, siguiendo la diagonal 80, luego Plaza San Martín, avenida 7, Plaza Italia y volviendo a su punto inicial por diagonal 74.

Más tarde logró extender su recorrido hasta Tribunales y barrio La Loma. A fines de 1966, conjuntamente con el servicio local de tranvías, se suprime el servicio en su totalidad.

En Tucumán: La ciudad de San Miguel de Tucumán estrenó su servicio en 1955. La red funcionó durante más de seis años, hasta 1962. Debido a la crítica situación que atravesaba el transporte público local, el trolebús fue bien recibido por la comunidad.​

Mar del Plata: La ciudad balnearia inauguró su sistema de trolebuses en 1956 contando con 19 unidades. Siete años después, en 1963, el servicio fue suprimido.

En Bahía Blanca: En 1954 la ciudad de Bahía Blanca decidió sumar a su transporte un servicio de trolebuses, pero luego que los coches se presentaron a la población las autoridades municipales se llevaron una increíble sorpresa: descubrieron que el suministro eléctrico era insuficiente para mover los coches a una velocidad adecuada. Al no ser posible solucionar el inconveniente, el servicio de trolebuses jamás fue inaugurado.

Los troles soviéticos

Fue en 1980 cuando los trolebuses de fabricación soviética irrumpieron en Argentina. Fue el modelo ZiU-9 el primero que entró en servicio en Rosario.  Cuatro años más tarde apareció en Mendoza. Se convirtió en el vehículo de su clase más producido del mundo: 40.000 unidades recorrieron las calles.

Ya en su época era un trolebús innovador y contaba con avances como la dirección hidráulica y una suspensión suave. Estos vehículos eran exactamente los mismos que recorrían las calles soviéticas, razón por la cual no fueron adaptados a las particularidades argentinas.

Estos trolebuses dieron servicio a Argentina durante 25 años, hasta que fueron retirados en 2009.

Nuevos tiempos, nuevos trolebuses

El mayor fabricante ruso de trolebuses, Trolza, actualmente brinda a dos ciudades argentinas, las últimas innovaciones en transporte público. Además de ser ecológicos, son también económicos y cómodos, y ofrecen nuevas posibilidades.

Los trolebuses del modelo Megapolis ya están circulando por las calles de Rosario y de Córdoba. Al igual que sus predecesores soviéticos, el nuevo modelo cuenta con las últimas tecnologías. Sin embargo y a diferencia de los anteriores modelos, ha sido adaptado a las condiciones climáticas y logísticas de Argentina.

El 80% de la carrocería del Megapolis está hecha de materiales compuestos. Son vehículos dotados de un sistema de navegación por Glonass y GPS, de conexión WiFi para los pasajeros, de videovigilancia y de climatizador.

Tecnología innovadora

Probablemente una de las capacidades técnicas más innovadoras de los trolebuses Megapolis, sea el uso de baterías de litio que les permiten recorrer hasta 15 kilómetros sin estar conectados a una red eléctrica, tecnología que no solo ahorra hasta un 40% de la energía, sino que además, permite a los municipios modificar las rutas de los trolebuses sin tener que instalar las redes eléctricas, que sí necesitarían los trolebuses convencionales.

Otro factor que contribuyó a la entrada de los trolebuses rusos en las calles de las ciudades argentinas fue el hecho de que Trolza forma parte del catálogo electrónico de exportadores rusos, madeinrussia.com. Ello le permitió a esta compañía tener acceso al Centro de Exportación Rusa, organismo que, en cooperación con las autoridades de Argentina, logró crear las condiciones idóneas para exportar al país latinoamericano. (InfoGEI) Jd

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS