jueves 22 de octubre de 2020 - Edición Nº3070

INFO GENERAL | 9 ene 2013

Relevamiento en la Provincia

Preocupan los índices de sobrepeso, sedentarismo y tabaquismo

Según datos del Ministerio de Salud bonaerense más del 40 por ciento de los adultos tiene sobrepeso y no hace actividad física, en tanto que el 23 por ciento fuma. Algunos consejos para mejorar la calidad de vida.


TAGS: TEST

La Plata, 09 ene (InfoGEI).-Según un sondeo del ministerio de Salud dela Provincia, el 45 por ciento de los adultos tiene sobrepeso, el 41 por ciento es sedentario y el 23 por ciento fuma.

Los datos corresponden a un sondeo sobre 26.470 personas encuestadas en las carpas sanitarias que la cartera bonaerense instaló durante el año 2012 en los municipios de Florencio Varela, Vicente López, San Fernando, Pilar, Moreno, Mar del Plata y Santa Teresita.

A los adultos concurrentes se les hicieron preguntas sobre sus hábitos, se los pesó, midió, se les tomó la presión arterial y el nivel de glucemia en sangre, al mismo tiempo que advirtió sobre los riesgos y modalidades de prevención y acción sobre la obesidad, el sedentarismo y el tabaquismo.

Según asesoró la cartera de salud, las tres patologías disminuyen la resistencia y la fuerza, enaltecen el sistema circulatorio, obstruyen las arterias y todo esto retrasa la llegada de oxígeno a los músculos y tejidos.

Por ende, son conocidas como factores de riesgo de un accidente cerebro vascular (ACV), infartos u otro problema relacionado a la afección cardíaca y frente a ellos, se recomienda adoptar una serie de hábitos que incluyen hacer actividad física y mejorar la alimentación.

A moverse

“Hay gente que cree que con ir a pie al trabajo, hacer tareas domésticas o levantar peso en su trabajo ya es suficiente, sin embargo estas son actividades de baja intensidad, insuficientes para mantenerse sano”, dijo el deportólogo Alberto Ricart, de la dirección de Patologías Prevalentes del ministerio de Salud.

En contrapartida, el especialista aclara que a los movimientos cotidianos se debe agregarle, como mínimo, 40 minutos diarios de ejercicios aeróbicos y de fuerza, que ayudan a bajar de peso, cuidar las arterias y el corazón, mantener la musculatura en forma y oxigenar los tejidos.

Asimismo, desde la cartera de salud se explica que si las personas se inician en el ejercicio, al tiempo verán que no lo relacionarán con algo negativo, ya que mientras se está en actividad se liberan endorfinas; una sustancia que se genera en el cerebro y que se relaciona con la sensación de placer.

Vale aclarar además que al aumentar el ritmo e intensidad del ejercicio físico se fortalece los músculos y al trabajar la fuerza se mejora la postura, se evitan lesiones y se previene la osteoporosis. De esta manera, se recomienda también estirar los músculos todos los días para disminuir las molestias de columna, la tensión muscular, se gana flexibilidad y calidad de vida.

Una alimentación saludable

Se trata de otro de los puntos básicos para mejorar la calidad de vida y reducir los factores de riesgo cardiovasculares.

“Este momento del año es ideal para iniciar una dieta reducida en calorías, porque el calor genera mayor predisposición a comer más frutas y verduras en detrimento de las grasas saturadas y dulces”, dijo la nutricionista Laura Sansalone, de la dirección provincial de Atención Primaria.

En este sentido, se recomienda empezar el día con un buen desayuno e incorporar al menos 3 veces al día lácteos (leche, yogurt y queso) que aportan proteínas, vitaminas y calcio y reducen el riesgo de osteoporosis.

También, sumar a la dieta la ingesta diaria de frutas y verduras de distintos colores todos los días ya que contienen fibras que ayudan a la digestión y a bajar el colesterol en sangre.

Por otra parte, se debe reducir la incorporación de alimentos con alto contenido de grasas, azúcar y sal. Con este fin, es muy importante leer las etiquetas con la información nutricional ya que los alimentos procesados en su mayoría contienen sal, azúcar o grasas.

Finalmente, algo tan simple como tomar más agua, al menos entre 6 y 8 vasos diarios, es otro eje básico de una alimentación saludable. Y esto es porque ayuda a reponer los líquidos que el organismo elimina, en tanto favorece la eliminación de toxinas, ayuda a la regulación de la temperatura del cuerpo y cuida la piel. (InfoGEI) Ga

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias