DESPUÉS DE UN ENERO REGULAR

En el Partido de La Costa apuestan a febrero para salvar la temporada

La crisis económica que atraviesa nuestro país, el temor de la gente que disminuye sus gastos ante nuevos tarifazos y los negativos fenómenos climáticos del último mes, fueron todos factores determinantes para que enero no haya podido llegar a cubrir las expectativas de muchos que trabajan en el sector turístico del partido de La Costa. Diario local independiente Opinión, desmiente relato de medios porteños.

Los distintos sectores turísticos del Partido de La Costa, confían en que Febrero puede salvar la temporada. Foto Opinión/InfoGEI
Los distintos sectores turísticos del Partido de La Costa, confían en que Febrero puede salvar la temporada. Foto Opinión/InfoGEI

La Plata, 03 Feb (InfoGEI).- Un informe elaborado por Opinión de la Costa da cuenta que todos involucrados en el turismo, coinciden en asegurar que los diferentes balnearios del distrito, “han recibo en este primer mes de temporada gran cantidad de turistas, pero que ha disminuido notablemente el consumo. Ahora las esperanzas están depositadas en lo que deparará el mes de febrero”.

Mientras los medios de comunicación nacionales reflejan visiones contradictorias en torno a lo que ha sido el primer mes de la temporada de verano 2019 en la costa atlántica, y el Gobierno nacional y provincial sostienen que el movimiento turístico ha sido hasta el momento muy bueno, en el partido de La Costa los distintos prestadores y comerciantes coinciden en asegurar que el mes de enero puede ser calificado como regular, por lo que miran febrero con expectativas positivas.

En su último informe oficial, el Gobierno bonaerense asegura que el primer mes de la temporada 2019 ha superado las expectativas con creces, incluso arrojando estadísticas más positivas que el mismo período del año anterior. Este resultado ha surgido en base a la evaluación que realizó el Gobierno provincial en torno al programa “Verano en la Provincia”, donde especifican que “unas 223.000 personas disfrutaron de las playas públicas equipadas dispuestas en Mar del Plata, Mar de Ajó, Necochea y otros puntos urbanos”, lo que marca un incremento del 23% con respecto al año anterior.

Operadores turísticos

Por su parte, la Cámara Argentina de Turismo (CAT) publicó recientemente su reporte en relación a la ocupación que se registró durante el mes de enero en la costa atlántica bonaerense, señalando que durante los fines de semana se evidenciaron picos de ocupación de hasta el 85%, dentro de la amplia zona costera que abarca desde las playas de San Clemente del Tuyú a la popular Mar del Plata. Mientras tanto, al contrario de lo que sucedía años anteriores, en destinos turísticos del extranjero, como Punta del Este, Rio de Janeiro y Florianópolis, este año los argentinos han brillado por su ausencia.

Si bien es cierto y no puede negarse la presencia de un interesante caudal de turistas en el partido de La Costa durante el mes de enero, que se acrecentaba durante los fines de semana, es imperioso reconocer también que la cantidad no siempre hace a la calidad, ya que en realidad a pesar del movimiento turístico que pudo verse en las calles de las localidades de La Costa durante enero, el consumo se ha visto fuertemente resentido. Así lo analizan la mayoría de los prestadores y comerciantes locales que fueron consultados.

Sector hotelero

En lo que respecta a la ocupación, en el ámbito del sector hotelero el empresario de zona sur Diego Cardosi, que administra tres hoteles de Lucila del Mar manifestó que “enero cerramos con un 76% de ocupación”, aunque señaló que más allá de que dichas cifras puedan resultar alentadoras, lo cierto es que “no podemos dejar de desconocer que de un par de años a esta parte venimos teniendo un retraso de lo que son nuestras tarifas con respecto a los aumentos generales”.

En este aspecto, Cardosi explicó que el incremento en el valor de las habitaciones en esta temporada no superó “el promedio de un 20 o un 25%”, lo cual consideró que “no estuvo ni cerca de la inflación”, por lo que reflexionó que si bien “la ocupación es muy buena, esperábamos trabajar bastante más para suplir esto”, ya que resaltó que “la verdad que tenemos una estructura de costos muy pesada para pocos días de trabajo”.

Sector inmobiliario

En el caso del sector inmobiliario, en esta oportunidad gran cantidad de propietarios han optado por ofrecer sus inmuebles en alquiler temporario de dos y tres días, descartando la premisa de temporadas pasadas, donde este tipo de hospedaje sólo podía rentarse por semana o quincena. A pesar de ello, según sostuvo Cristian Cabibbo, del Colegio de Martilleros Públicos de La Costa, durante el mes de enero “más allá de todos los esfuerzos, han quedado propiedades desocupadas”.

De acuerdo a lo expresado por Cabibbo, esto no está relacionado a un incremento desmedido en las tarifas de alquiler, ya que aseguró que actualmente “los precios son acordes”, y en este aspecto precisó que “estaríamos hablando de valores iguales o menores a los del año pasado”. Sin embargo, con una mirada optimista, mencionó que en el mes de enero “por lo menos estuvimos entre un 55 y un 65% de ocupación”, al tiempo que agregó: “Teníamos otra expectativa, pero obviamente que no todas las temporadas se presentan iguales”.

Sector gastronómico

Uno de los sectores que se ha visto afectado sobre todo por el bajo nivel de consumo que han mostrado los turistas durante el mes de enero, ha sido sin dudas el rubro gastronómico. En este aspecto, la opinión de Carlos Díaz, propietario del restaurante La Gran Familia de San Bernardo, ha sido más que ejemplificadora de la situación, ya que aseveró que “ha venido mucha gente, cubrió nuestras expectativas y no nos ha defraudado”, aunque señaló que “hemos notado que el consumo per cápita ha bajado, la gente se ha cuidado”, por lo que evaluó que “trabajamos como en otras temporadas, no nos ha faltado la gente, pero sí quizás en el gasto ha bajado”.

Por su parte, los balnearios de las distintas playas de La Costa, en su mayoría han expresado que en comparación con el mismo período del año pasado, el mes de enero ha sido regular, incluso en muchos casos con una baja de hasta un 20% menos que en la temporada anterior. En su análisis, Ricardo Muñoz, responsable del balneario Nuevo Olimpo de Lucila del Mar, fue contundente al asegurar que “el turismo viene mucho, pero honestamente en la parte económica hay una baja en el consumo”, ya que si bien reconoció que durante “los fines de semana por ahí uno ve una multitud caminando a la noche en las avenidas”, lo cierto es que advirtió que “los negocios se ven medianamente con poca gente”.

En esta misma línea, Muñoz resaltó que “es innegable que gente hay, pero el tema es que la parte económica ha afectado el consumo”. Lo mismo se replica en los balnearios que se encuentra ubicados en las playas más populares del distrito, en relación a lo cual Muñoz manifestó que “cuando la gente viene a la playa viene con sus viandas, y se maneja muy cuidadosamente con el tema de consumo”.

En la comparativa que surge de la temporada 2018 y la actual, Muñoz consideró que “hubo días más o menos, días flojos y el fin de semana que por ahí repuntó”, aunque aseguró que “no fue parejo como el año pasado”. Según reflexionó, esto se debe a dos factores, por un lado el climático, ya que señaló que “el tiempo no ayudó, está muy cambiante”, y por otro lado a las tendencias en cuanto a las vacaciones que ha adquirido el argentino.

Febrero puede salvar la temporada

La opinión generalizada sobre las estadísticas registradas en el primer mes de la temporada 2019 son similares, casi todos coinciden en asegurar que el caudal turístico fue bueno, no excelente, y que en definitiva ha sido la baja en el consumo lo que quizás haya perjudicado la evaluación final en torno a enero. Para muchos los números no han sido los esperados, y es por ello que febrero se presenta como “el mes de la salvación”, sobre todo teniendo en cuenta que este año podría extenderse la temporada a la primera semana de marzo, con la llegada de los carnavales.

En este sentido, el empresario hotelero de Lucila del Mar, Diego Cardosi, adelantó que en lo que respecta a la primera quincena de febrero “en reservas ya estaría prácticamente asegurada a full”, por lo que pronosticó que “va a ser una primera quincena muy potable”. Por su parte, Cristian Cabibbo, del Colegio de Martilleros de La Costa manifestó que “se espera un febrero bueno”, al tiempo que recordó que “en las últimas cuatro temporadas febrero ha sido inclusive hasta a veces mejor que enero”. Asimismo, vaticinó que “creemos que vamos a tener un pico para el 20 de febrero”.

En cuanto al ámbito de la gastronomía, Carlos Díaz del restaurante La Gran Familia presumió que “los primeros días de febrero van a ser un poco más fuertes que los últimos”, y al mismo tiempo consideró que “lo que es carnavales, que termina el 5 de marzo, nos va a estirar un poquito lo que es febrero”. Mientras tanto, Ricardo Muñoz, propietario de Nuevo Olimpo de Lucila, informó que en su balneario las reservas para el mes de febrero “no son muchas”, aunque aclaró que “febrero es siempre a último momento”.

Lo que depare febrero recién lo sabremos llegando al final de la temporada, con las estadísticas recogidas a lo largo del mes que para muchos representa la única esperanza de equiparar las ganancias con las pérdidas. Después habrá que pasar el invierno, periodo que los analistas económicos aseguran que será uno de los más duros de los últimos años. (InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS