PREOCUPACIÓN DE LA UOM

Crítica situación en las plantas marplatenses de Eskabe y Zanella

Desde el sindicato de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), seccional Mar del Plata, mostraron su preocupación por la situación de cientos de trabajadores de las planta fabriles marplatenses, Eskabe y Zanella, empresas que desde hace varios meses afrontan un período de crisis.

La planta marplatense de Eskabe, por la crisis que atraviesa, también motiva la preocupación de la UOM. Foto Eskabe/InfoGEI
La planta marplatense de Eskabe, por la crisis que atraviesa, también motiva la preocupación de la UOM. Foto Eskabe/InfoGEI
La planta de la fábrica de motos Zanella en Mar del Plata, no escapa a la profunda recesión económica de la Argentina. Foto La Capital/InfoGEI
La planta de la fábrica de motos Zanella en Mar del Plata, no escapa a la profunda recesión económica de la Argentina. Foto La Capital/InfoGEI

La Plata, 14 Ene InfoGEI).- El secretario general de la UOM Mar del Plata, José Luis Rocha, asegura que la rentabilidad del sector “sigue siendo baja” y teme que luego de la temporada la situación se agudice, por lo cual han firmado un acuerdo con la empresa de motos para que no haya despidos hasta abril, en tanto con Eskabe semana tendrán una audiencia.

Según consigna el portal 0223, en el caso de Zanella, el acuerdo firmado con el gremio metalúrgico, descomprimió un panorama difícil y se logró el compromiso de la empresa de no despedir a personal y darle continuidad a la reducción horaria.

“La empresa proponía pagar solo el 50% del sueldo y no firmaba la `paz social´, es decir, que no se comprometía a no despedir empleados. Finalmente logramos revertir esto y se logró que pagaran el 55% del sueldo bruto –en el 2018 pagaban un 62,5%- y el compromiso a que no haya despidos hasta 31 de marzo. Lo más importante era mantener las 40 fuentes de trabajo y se logró”, sostuvo  Rocha, secretario general de UOM local, en diálogo con 0223.

En ese marco, el dirigente sindical explicó que el caso de Eskabe es diferente y por estas horas preocupa al sector: la empresa no pagó los $2500 del bono de fin de año y por tal motivo, este jueves habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo.

“Luego de la audiencia tendremos un panorama más claro de cómo sigue la situación en esta empresa. Ahora la mayoría de los casi 190 empleados están de vacaciones o se las toman en estos días. Así que la preocupación es a la vuelta de las vacaciones. Hubo muy pocos retiros voluntarios y la gente quiere trabajar. Pero lo cierto es que la situación económica de Eskabe - como de Zanella-  no se revirtió. De igual manera, somos optimistas en que vamos a salir de este momento de crisis”, concluyó Rocha. (InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS